Gobierno inauguró primer jardín infantil rural para 24 niñas y niños de Las Llosyas

22/10/2018
Gobierno inauguró  primer jardín infantil rural  para 24 niñas y niños de Las Llosyas

El subsecretario de Desarrollo Regional y Administrativo, Felipe Salaberry, develó la placa e inauguró el jardín infantil y sala cuna “Las Llosyas” de JUNJI; primer establecimiento educativo de ese sector rural, en el que son educados 24 niñas y niños, menores de 4 años de edad.

La moderna unidad educativa, que tuvo una inversión de 752 millones de pesos, inició la atención de párvulos el pasado 16 de octubre con una dotación de 10 funcionarios, entre educadoras, técnicas, auxiliar de servicio y manipuladoras de alimentos. El establecimiento considera un nivel de sala cuna, un nivel medio heterogéneo, sala de expansión, un sector para implementar un huerto, calzos para vehículos y para bicicletas, entre otras dependencias.

“El Presidente Sebastián Piñera nos pide todos los días acercar el gobierno a las personas, y cuando uno concurre a un hito tan importante como la inauguración de este jardín infantil no es solo en la espacial preocupación que tenemos por los niños en la primera infancia, que se incorporen a la educación formal de nuestro país, sino también le va a permitir a las familias tener la posibilidad de atender y dedicarse a su vida laboral porque aquí en los jardines JUNJI van a estar siempre bien cuidados”, manifestó el subsecretario.

La autoridad nacional, inauguró el establecimiento acompañado por párvulos, la intendenta María Loreto Letelier; el diputado Luis Rocafull; la gobernadora de Arica, Mirtha Arancibia; la directora regional de JUNJI, Sandra Flores; seremis de Educación, Desarrollo Social, jefa provincial de Educación y vecinos.

En la misma línea, la intendenta precisó que “el Presidente Sebastián Piñera ha manifestado que los Niños están Primero, y en este contexto el funcionamiento de este establecimiento tiene por objetivo brindar educación de calidad desde la primera infancia”.

Durante la ceremonia, la apoderada Sandra Robles, recordó la alegría que causó en ella y sus vecinos la construcción del establecimiento, “soy vendedora de dulces y empanadas, antes tenía que elaborarlos y venderlos con mi hija, ahora trabajo tranquila porque sé que está en buenas manos, aprendiendo en un jardín infantil hermoso. Ahora mi hija no quiere irse a la casa, solo quiere estar en el jardín”.

Posterior al corte de cinta, los asistentes pudieron conocer las dependencias del establecimiento, constando la calidad en la educación, infraestructura, material didáctico pertinente e innovador pensado en la edad de las niñas y niños.

Fuente: 
Región XV